¿QUÉ ES Ticket BAI?

Sistema retributivo y financiero

¿Qué es Ticket BAI?

Ticket BAI es el nuevo proyecto del Gobierno Vasco y las Haciendas Forales. Sus dos objetivos principales son luchar contra el fraude fiscal y facilitar el cumplimiento de las obligaciones del contribuyente digitalizándolas. Ticket BAI pretende que todas las transacciones queden registradas digitalmente.

El proyecto pone especial énfasis en la necesidad de este tipo de sistema para controlar la actividad donde las transacciones, habitualmente, se realizan con efectivo. Todo tipo de negocios tendrán que adherirse a Ticket BAI.

Normativa Ticket BAI

¿Cómo funciona?

Para cumplir con la normativa y evitar las sanciones hay que cumplir con ciertos requisitos técnicos. Ticket BAI obligará a todas las empresas y autónomos a tener un software de facturación conectado a internet. En caso de que nunca hayas utilizado uno, es tu oportunidad para avanzar en el proceso de digitalización de tu negocio.

El equipo informático que uses para crear facturas o tickets, ya sea un TPV, cajas registradora o tablet, tiene que estar adecuado a la norma y ser capaz de utilizar firma electrónica. El software de facturación tiene que incluir el código de la empresa desarrolladora para saber que está homologada. El ticket o factura física, tendrá que incluir un código QR y un código TBAI. Por otra parte, el ticket digital tendrá que ser enviado a la hacienda correspondiente en formato XML-TBAI.

El código único del ticket también le servirá al cliente para identificar la transacción y ejercer sus derechos si fuese necesario.

Incumplir la normativa

Sanciones administrativas

No cumplir con la normativa de Ticket BAI supondrá sanciones, y su cuantía tendrá relación con el tamaño de tu empresa y como hayas incumplido la normativa.

Si puntualmente no emites una factura garante, la multa será de 2.000€ por transacción.

En caso de que incumplas la normativa sistemáticamente, la multa será del 20% de la facturación, con un mínimo de 20.000€. Si eres reincidente, la sanción se elevará al 30% con un mínimo de 30.000€.

Pero si manipulas, destruyes o borras información sobre tus transacciones, la multa será del 20% de la facturación con mínimo de 40.000€, y si se vuelve a repetir este tipo de infracción, asciende al 30%, con un mínimo de 60.000€.